Nuestro Blog

Dios Proveyó para mi Bebé

Soy una mujer venezolana de 31 años de edad, estoy felizmente embarazada y para nadie es desconocido que conseguir ciertos productos en este tiempo se hace difícil, o si lo consigues son a precios muy elevados. Una de las cosas más importante que debe tener un recién nacido es quizás la fórmula láctea.

Cada vez que mi esposo y yo decidíamos ir a comprarla la encontrábamos a un precio mayor, así que decidimos esperar, pues Dios había puesto una paz inmensa en nuestro corazón.

Al mes o un poco más de tiempo, a nuestra iglesia local llegó una donación de diferentes productos (comida, artículos de aseo personal, etc.) un domingo la esposa de nuestro pastor me llama y me hace entrega de 2 paquetes de pañales para mi hija mayor de un año y medio y 6 latas de fórmulas lácteas de 0-12 meses, no pude contener mis lágrimas al ver una vez más como nuestro Dios proveedor está al tanto de todas nuestras necesidades.

A Él toda la gloria.

Rosangela de Hernandez
Caracas, Venezuela
Marzo, 2019