Nuestro Blog

“Discernimiento de Espíritu”

Debemos entender que los dones vienen de Dios, dados a través del Espíritu Santo. Cuando ponemos en práctica los dones se hacen manifiestas las obras del Espíritu Santo y el propósito es para edificación y crecimiento del creyente.

Hay diversidad de dones y todos provienen de Dios. No es el creyente el que escoge cuál don tener, sino que es el mismo Señor quien lo reparte, según convenga y Él quiera.

Me centraré en el don de discernimiento de espíritus o de distinguir espíritus, que es muy valioso para llevar a cabo el llamado y don que Dios me ha dado, el de consejo. Actualmente me desempeño como consejero familiar, y Dios me ha revelado cómo lo he usado sin saber que lo tenía. Claro, cuando te encuentras frente a un aconsejado debes discernir en el Espíritu si el problema por el cual atraviesa la persona es espiritual, emocional o físico, y dar el consejo adecuado. Para poder discernir debes tener una relación íntima con el Espíritu Santo de Dios. Es quien te guiará a toda verdad.

Todos los creyentes tenemos una medida de discernimiento y esta aumenta a través del conocimiento de Dios y de una vida de intimidad con Él (oración, ayuno, lectura y meditación de la Palabra). El creyente va madurando en la fe en Cristo Jesús, como lo dice la Biblia en Hebreos 5:13-14 “Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”.

De manera tal que los sentidos son ejercitados para discernir el bien del mal. Este discernimiento viene dado por el Espíritu Santo, quien nos revela la Palabra y nos da el conocimiento para entender lo íntimo que hay en el corazón de Dios y nos guía a la verdad. En otras palabras, el creyente que se centra en la Palabra de Dios ya discierne espiritualmente.

El don de discernimiento de Espíritu es un don de revelación espiritual, el cual nos permite ver el mundo espiritual. Se trata de discernir los espíritus celestiales e inmundos y tiene como propósito la protección y edificación del cuerpo de Cristo

Ali Peñalver
Intercesor
Caracas, Venezuela
22, Junio, 2020