Nuestro Blog

4 Dones del Espíritu Santo que nos devuelven la cordura.

Recientemente viví una crisis en mi vida. Parecía que iba a volverme loca. Luego de unas semanas luchando en mis fuerzas, me rendí. Me rendí ante Dios. Le rogué que me mostrara la verdad porque yo necesitaba ser libre ¡Y lo hizo! Dios me llevó a la verdad. Ahora… La verdad que esperaba conocer era la verdad de mi ser, que Dios me mostrara qué había hecho mal para estar en esa situación, entonces podría arrepentirme y ser libre. Pero eso no es lo que dice la Biblia. Juan 8:32 dice “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. El conocimiento de la verdad nos libera.

A continuación, te compartiré 4 manifestaciones poderosas del Espíritu que nos guían a la verdad y nos devuelven la cordura.

1-. Llama a Jesús Señor.

Esta es la declaración y el decreto más poderoso que podemos hacer. Es lo que se dijo en los cielos y es lo que se hará manifiesto en la tierra cuando venga Jesús en su reino. Y va más allá de decirlo. Esta manifestación del Espíritu nos hace sentir una confianza profunda en el señorío de Jesucristo. Este es el decreto que el salmista David dice que declarará:

“Mi hijo eres tú; yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra.” Salmo 2:7b, 8.

2-. Palabra de sabiduría.

Estas son palabras que no han sido estudiadas, ni aprendidas; no vienen de un análisis detallado de las situaciones o circunstancias, pero traen lucidez. Esta palabra nos hace tener un juicio correcto acerca de las cosas y nos lleva a actuar justamente porque nos muestra la verdad de nuestro camino y nos da la gracia para tomar el consejo.

“Yo, la sabiduría, habito con la cordura y hallo la ciencia de los consejos.Conmigo está el consejo y el buen juicio…” Proverbios 8:12, 14a.

3-. Palabra de conocimiento.

Todas las cosas están abiertas y desnudas delante de Dios. Para nosotros hay muchas cosas que están cerradas y están ocultas, pero las vivimos y nos afectan. Aquí el Espíritu Santo actúa haciéndonos conocer la realidad que estaba oculta para nosotros específicamente. Y al mostrarla nos permite vencer la mentira con la esperanza y la verdad en Cristo.

“…el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación en el conocimiento de Él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado…” Efesios 1:17b, 18a.

4-. Profecía.

El testimonio de Jesucristo sustenta todo. Nuestro problema es que lo olvidamos. A nivel personal experimentamos este don cuando nos son recordados fragmentos de la palabra y estos nos llevan al arrepentimiento de manera tal que damos frutos de labios que confiesan su nombre.

“… Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.” Apocalipsis 19:10

Actualmente mi situación no ha cambiado mucho, pero mi mente y mi corazón han sido renovados porque la verdad que he experimentado ha sobrepasado al dolor, la angustia y la incertidumbre. A mi vida vino la verdad para hacerse carne.

“Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.” 1 Corintios 4:20.

Saraí Mendoza
Intercesora
Caracas, Venezuela
01, Junio, 2020